El alcalde se reúne con la nueva conselleira de Medio Ambiente para tratar las mejoras en la ETAP y la situación del barrio de La Ribera

El alcalde de Betanzos, Ramón García Vázquez, mantuvo una reunión con la nueva conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, para analizar diversas cuestiones en materia de infraestructuras relacionadas con los bombeos y estación de tratamiento de agua potable y la situación de las inundaciones del barrio de La Ribera.

Se trató de un primer encuentro para que la conselleira conociese de primera mano por un lado las mejoras que son necesarias acometer en la estación de tratamiento de agua, especialmente, dirigidas a mejorar el suministro y evitar la “turbidez” en determinadas épocas del año; y valorar diferentes actuaciones para minimizar la situación que, como consecuencia de la subida de mareas, padece el barrio de La Ribera.

El alcalde destacó el grado de conocimiento de la conselleira sobre ambas cuestiones y su interés por “atender nuestra petición y reunirnos para tratar estos asuntos”. A raíz de esta reunión, Consellería y Ayuntamiento seguirán manteniendo contactos.

En relación a la estación de tratamiento de agua, la situación de las últimas semanas y los índices de turbidez reflejan la necesidad de que se acometan actuaciones de mejora tanto en la planta de tratamiento como en los bombeos. En este sentido, Augas de Galicia elaboró, a petición del gobierno local, un proyecto que incluía, entre otras, una serie de obras en la planta de tratamiento y en los bombeos.

El proyecto incluye la remodelación de los bombeos y de la planta de tratamiento, con mejoras en el tratamiento físico-químico; en la capacidad de depuración y otra serie de “actuaciones a nivel técnico”.

El origen de esta turbidez está en la situación del río y los lodos que arrastra después de que se produzcan lluvias intensas. Los índices que marcan la turbidez del agua del río (los denominados NTU, unidades nefelométricas de turbidez) se sitúan habitualmente entre las 10 y 20 unidades. Coincidiendo con fuertes lluvias, estos niveles se pueden situar, como sucedió el pasado año, entre las 80 y 120 unidades, lo cual complica de manera extraordinaria el proceso de tratamiento en la planta y de ahí la necesidad de que tenga que ejecutarse un proyecto de las características del planteado por el Concello a la Xunta.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará