Betanzos le traslada a la Xunta su interés por participar en el programa de alquiler de viviendas vacías

Betanzos trasladó a finales de mayo a la Xunta su interés en participar en el programa de viviendas vacías. Así lo confirmó el alcalde, Ramón García Vázquez, quien mantendrá una junta en Santiago el próximo día 15 con responsables del Instituto Gallego da Vivenda e Solo. El objetivo es conocer al por menor el programa para su implementación posterior.

El Programa de Viviendas vacías permitirá, destinar viviendas vacías de propiedad pública o personal al alquiler social por parte de familias desfavorecidas.

Segundo explicó el alcalde, las viviendas que se incorporen la este programa tendrán aseguradas, por parte del IGVS y sin costar para los propietarios, un seguro multiriesgo del hogar, por lo que quedarán cubiertos todos aquellos daños sufridos por la vivienda durante la vigencia del arrendamiento y un seguro de la garantía del cobro de la renta en las mensualidades impagadas por los arrendatarios y la asistencia y defensa jurídica de los arrendadores en los procesos de desahucio o reclamaciones de cantidad por impago de rentas.

Los demandantes podrán ser personas que se encuentren situación personal o familiar que suponga una dificultad para acceder a una vivienda de alquiler y que acrediten unos ingresos mínimos o de ayudas, públicas o personales, que les permitan hacer frente a los deberes económicos que deriven del contrato de arrendamiento.

Aunque el Ayuntamiento concretará más al por menor el programa tras la reunión con el IGVS, el responsable de Urbanismo, Antonio Vázquez Lorenzo, explicó que entre las preferencias del programa en la adjudicación están incluidas las unidades familiares o de convivencia afectadas por procedimientos de ejecución hipotecaria; por por un procedimiento judicial de desahucio por impago de rentas de su vivienda habitual; con hijos menores, así como familias numerosas y familias monoparentales con hijos a cargo; unidades familiares o de convivencia en los que existan mujeres víctimas de violencia de género; en las que existan personas mayores de 65 años o personas dependientes; en las que existan personas que habían sido beneficiarias de ayudas al alquiler de programas gestionados por el IGVS; con dificultades para asumir el costo del arrendamiento de una vivienda y que habían sido privadas de su vivienda habitual por daños sufridos en esta, derivados de una circunstancia imprevisible y sobrevenida, tales como incendios, inundaciones, etc.

El precio máximo de alquiler en Betanzos será de 300 euros.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará